Centraliza tu información: Cómo la evolución tecnológica cambia el mercado

  • Marzo 20, 2020
  • -
  • 5 min. lectura

En la sociedad actual, donde la tecnología ha llegado para quedarse, las empresas que no se actualizan suelen quedar demasiado atrás en la competencia. Es importante saber usar estos avances tecnológicos y digitales, pero hay algo que no muchas veces se toma en cuenta, y es que este mismo camino puede llevar a perderte en el enorme laberinto que significa la evolución tecnológica. 

Navegar en un mundo tecnológico:

Solo piensa en todas las herramientas web y aplicaciones digitales necesita tu compañía para funcionar. Cuántos programas son necesarios para captar los datos de los comportamientos de los usuarios, para procesar esos datos, para llegar a conclusiones específicas, incluso para traducir estos números a información legible por los empleados. Entonces ¿Dónde termina el uso de la tecnología como un ayudante? ¿Y dónde empieza la línea del terreno donde las tecnologías no son tan necesarias como las empresas quieren hacerte creer? 

Las tecnologías nos han ayudado a mejorar los procesos, optimizar los resultados y aumentar la producción de las empresas, pero también hay que saber hasta qué punto una tecnología es realmente necesaria, en especial en el mar de ofertas en el que probablemente te ves ahogado o ahogada a diario. Por lo mismo, hay que saber cómo tratar de perfeccionar los niveles de ayuda a los que puede llegar una herramienta digital bien usada.

Centralización de datos:

Un buen ejemplo de esto es el manejo de datos, por la cantidad de herramientas necesarias para hacerlo de buena manera y aún más para procesarlos de una manera que aporte en la efectividad de tu negocio. Y no solo nos referimos a los datos de tu usuarios, si no que también a los datos funcionales dentro de la misma empresa. Desde las compañías que trabajan con un stock que deben mantener constantemente actualizado, hasta las que necesitan entender la productividad de sus equipos.  

Es por eso que recomendamos tomar estas necesidades y tratar de solucionarlas con la centralización de la información. Buscando tener un núcleo que se encargue de almacenar, analizar y ordenar la información de tu empresa, la que muchas veces puede ser abrumadora por su gran cantidad.

Con eso, evitas un gasto de dinero innecesario en una cantidad excesiva de programas que cumplen diferentes funciones. Y es que eso es lo bueno de la tecnología, avanza tan rápido que muchas veces pueden comenzar a hacer el trabajo que antes otro programa realizaba. Por dar un ejemplo simple, solo pensemos en un celular, que ahora cumple las funciones de un teléfono, una calculadora, una cámara, un calendario, una radio, y podríamos seguir enumerando. Bueno, lo mismo sucede con los programas de datos ¿Para que conformarse con un teléfono de casa, si puedes tener un celular de última generación?