4 motivos por los que debes monitorear la experiencia de usuario

  • Enero 23, 2020
  • -
  • 5 min. lectura

Recordemos la razón por la cual visitamos ese restaurante que tanto nos gusta. Entramos a la sala con confianza, saludamos a los empleados y pedimos lo de siempre. Recibimos un exquisito platillo, junto a sonoro buen provecho del garzón, y finalizamos con un rico postre “cortesía de la casa”.

La excelente atención y la deliciosa comida garantiza nuestra próxima visita. Este regreso, como clientes fidelizados, es un ejemplo sencillo de lo que produce una buena experiencia de usuario.

En muchos negocios, analizar la forma en la que los clientes los perciben y disfrutan de sus productos les brinda datos muy precisos sobre el consumidor. Es por ello que hoy veremos las razones por las que debes monitorear la experiencia de usuario y en qué te beneficia la correcta optimización de este factor.

¿Por qué debes monitorear la experiencia de usuario en tu empresa?

1. Aumenta las ventas

La mejora de la experiencia de usuario no es un ámbito exclusivo del marketing digital, es un estudio interdisciplinario que permite encontrar lo que tu cliente realmente necesita.

De hecho, cualquier empresa en la actualidad puede aprovechar en gran medida el desarrollo de estrategias dedicadas a optimizar procesos y crear canales de comunicación con sus clientes finales.

Asimismo, se ha comprobado que dedicar esfuerzos y tiempo a la consolidación de la experiencia de usuario genera un impacto positivo en ventas, además que permite recopilar información útil para el diseño de productos y servicios de mayor calidad.

Amazon nos da un ejemplo claro de los beneficios de potenciar la experiencia de usuario, pues, luego de analizar los hábitos de compra y todas las opiniones de sus clientes, la empresa adaptó su plataforma al uso y las necesidades específicas de los usuarios. Luego de aplicar los cambios, reportaron un incremento en la tasa de conversión de hasta un 60%, mientras que las ventas subieron más de 29%.

Este caso nos revela que monitorear y analizar la experiencia de usuario nos acerca al cliente y fortalece nuestra relación con ellos.

2. Permite anticipar crisis

La monitorización de UX ofrece data muy útil para tomar decisiones inteligentes e incluso para anticipar alguna crisis con ciertos grupos de clientes.

A través de análisis cuantitativos o grupos focales que pueden efectuarse de manera presencial o digital, la información de los usuarios nos provee de señales y métricas necesarias para predecir comportamientos durante lanzamientos de tus productos y medir la opinión de clientes durante periodos inestables para tu negocio.

3. Brinda pautas para rediseñar estrategias

El conocimiento es poder, por lo que y monitorear la experiencia de usuario da la oportunidad de conectar los puntos y encontrar las fallas en las estrategias empresariales. Seguir las interacciones de los clientes con tu marca y el clima de opinión que puedan generar a partir de esta es una oportunidad excelente para determinar con exactitud cuáles son las estrategias que funcionan y las que no en cualquier etapa de un negocio.

4. Conecta con tus clientes

La realidad es que con el uso de la tecnología, el cliente ya no quiere ser tratado como consumidor sino como persona.

Invertir en mejorar la experiencia de usuario en el ámbito local y digital, así como monitorear sus resultados, nos ayuda a conocer de primera mano a los clientes, quienes vienen a ser el centro en todos los nuevos modelos de gestión.

Observar los hábitos de consumo, satisfacción y expectativas te acerca a ellos y los hace sentir escuchados al notar algún cambio en un producto o servicio. La fidelización inicia con la confianza y tu negocio se beneficiará al obtener métricas fieles.

¡Monitorear tu experiencia de usuario impulsará tu empresa!

Potenciar la experiencia de usuario abre múltiples posibilidades para acercarte a tus clientes. Aunque requiere de tiempo y dedicación, el monitoreo constante de esta área crea un ambiente positivo que te motivará a lograr los ajustes correctos para que se sientan en casa. ¡Justo como el restaurante!