Las nuevas tecnologías en procesos de cobranza que probablemente no estás aplicando

  • Diciembre 18, 2019
  • -
  • 5 min. lectura

Actualmente, el área de gestión de cobranza y las empresas especializadas en este tipo de servicio se enfocan principalmente en dos objetivos: la optimización de los costos asociados y mejorar el servicio al cliente. Esto último debido a que la relación con el cliente suele ser muy complejo al asociarse a una deuda.

Utilizar tecnologías en procesos de cobranza puede llegar a ser una gran aliada.

Herramientas que puedes utilizar en el proceso de cobranza 

1. Tecnologías para la estandarización y segmentación de clientes

Para lograr la eficacia en la gestión de cobranza, la estandarización de los procesos y la segmentación de clientes por tipología y perfil resulta clave. Esto porque permite distinguir deudores en función del grado de morosidad y así realizar una mejor gestión de los atrasos.

Existen plataformas capaces de realizar esta labor, haciendo el trabajo más eficaz y evitando errores humanos. Además, es esencial para diseñar estrategias según cada segmento, lo que permitiría maximizar la posibilidad de retorno a un costo mínimo.

2. Nuevos canales de cobro: redes sociales

Las redes sociales son un aliado en la gestión de cobranza, ya que amplían el espectro de canales para tomar acción en pos de una deuda. Estas plataformas mejoran el servicio al cliente, algo fundamental para el área de cobranzas. 

3. Bots en cobranza

Parece más que evidente que los bots son de gran ayuda para áreas o empresas de cobranza. 

Uno de sus principales beneficios es que disminuyen considerablemente el presupuesto de Call Center y pueden llamar a una gran cartera de clientes en un solo día. 

Además,  estos aparatos inteligentes son capaces de estandarizar conversaciones y son flexibles a la demanda. Si existe una campaña de 100.000 clientes y próximamente una de 20.000, no hay que adecuar un Call Center a cada una de las situaciones, exponiendo a la empresa a despidos o contrataciones masivas. 

Asimismo, el bot puede aumentar o reducir su capacidad fácilmente para adaptarse a cada campaña.

En tanto, la funcionalidad “human takeover” puede activarse bajo ciertas circunstancias, para complementar las debilidades de una máquina con las proezas de la complejidad humana. De esta forma, el bot es un aliado del trabajo humano.

4. Inteligencia Artificial en la gestión de cobranza

Como se puede ver en el ejemplo de los bots con Inteligencia Artificial aplicada, existe una diferencia entre aquellas nuevas tecnologías que ocupan o no esta herramienta para optimizar sus procesos.

Las tecnologías basadas en Inteligencia Artificial no solo segmentan, estandarizan y utilizan las redes sociales u otros canales de cobro, sino que además perciben e incorporan complejas vertientes en sus redes neuronales para dar una solución integral a los procesos de relacionamiento con clientes.

Un bot que ocupa IA aprende de cada conversación y, por lo tanto, mejora con el tiempo. Es cada vez más especializado, al igual que un Call Center y a diferencia de un bot tradicional. La gran particularidad que tiene con respecto a un agente humano es que se torna en un experto en cuestión de días.

Una solución para tu proceso 

Un stack de cobranza que contenga bots con Inteligencia Artificial te ayudará a agilizar los procesos, ya que están preentrenados en cobrar, entienden los conceptos básicos y son capaces de tener una conversación natural sobre temas de cobro. 

Por su parte, un Sistema de Recomendaciones conglomera otras tecnologías para la cobranza: la estandarización, segmentación y automatización de los procesos de cobro, eligiendo los mejores canales para implementar acciones mediante un sistema asistido y uno cognitivo, basado en IA.