Cuándo aplicar inteligencia artificial en las empresas

  • Marzo 16, 2020
  • -
  • 5 min. lectura

En el marco del 14º Congreso Nacional de Crédito Business Revolution 2019, una pregunta clave para las empresas fue: ¿Cuándo aplicar Inteligencia Artificial?

Para responder a esta duda, hay que partir por la base de que se habla que la Inteligencia Artificial es la cuarta Revolución Industrial, después de la invención de la máquina a vapor, la electricidad y los computadores.

Esta nueva tecnología basa sus fortalezas en sus grandes capacidades de procesamiento y la posibilidad de “aprender” o ser entrenada, lo que hace pensar que la IA va en la misma línea de los otros avances que cambiaron el mundo y que transformarán a las empresas.

De hecho, el informe Reshaping Business with Artificial Intelligence, elaborado por The Boston Consulting Group (BCG) y por la MIT Sloan Management Review y publicado por el medio La Vanguardia, indica que cerca de un 85 % de las empresas y sus directivos están convencidos de que la Inteligencia Artificial permitirá obtener mejoras en ventajas competitivas, aunque solo un 5% de éstas las han incorporado, siendo un aliciente para generar una diferenciación con los competidores.

¿En qué casos conviene integrar IA a un negocio?

Es importante entender que existen cuatro puntos primordiales si deseas integrar esta nueva tecnología en tu empresa. A continuación te detallo cuáles son:

1- Si tengo un problema complejo: 

La IA puede abordar situaciones que anteriormente no eran posible tratar. Como consejo, si debes predecir momentos complejos, que dependen de muchos factores, donde no es trivial encontrar un patrón que conduzca el resultado, ese es un buen lugar para comenzar a incorporar esta tecnología.

2- Existe un patrón: 

De la mano del punto anterior, hay que considerar que el problema tenga siempre un patrón. Allí es donde la Inteligencia Artificial puede actuar. Por ejemplo, hay muchos procesos complejos, como el de cobranza, donde éstos se pueden atacar y generar sistemas que los reconozcan y modelen. El beneficio de esta tecnología es que actúa directamente en cánones que no son evidentes a simple vista, donde puede solucionar el inconveniente más complejo encontrando estos lineamientos.

3- No lo puedo llevar a una fórmula: 

En las empresas, sobre todo en el área de cobranza, la analítica tradicional ha resuelto un sin fin de inconvenientes basándose en estadísticas que se pudieron modelar formulando un algoritmo pero, ¿qué pasa con los problemas no resueltos? Allí es donde la inteligencia artificial gana un espacio y entrega las herramientas para manejarlos.

4- Tengo muchos datos: 

La gran ventaja que tiene la Inteligencia Artificial es que se puede entrenar y ésta puede aprender. Para esto, es necesario una gran cantidad de información que nutra el sistema. Al determinar patrones, relaciones, establecer salidas, generalmente con un margen de error importante y solo con cifras, se puede enseñar a la red, minimizar los inconvenientes y finalmente resolver el problema que tu empresa tenga.

Como seguro notaste más arriba, las áreas de cobranzas cumplen con la mayoría de los requisitos para la implementación de IA. Si tienes un flujo de deudores que se deben administrar para lograr el máximo recupero de la cartera, en el menor tiempo posible, con el uso eficiente de los recursos y cuidando la experiencia del cliente, entonces debes implementar un sistema acorde de Inteligencia Artificial en la cobranza de tu empresa.