¿Por qué el rubro de la salud necesita una buena estrategia de mensajería?

  • Junio 4, 2020
  • -
  • 5 min. lectura

Pocos rubros requieren tanto de estrategias de mensajería efectiva como la salud, y es que en un mundo que está cada vez más conectado, hay necesidades básicas que deben seguir con su funcionamiento normal. Entre las miles de lecciones que hemos aprendido con la reciente pandemia del coronavirus, hay cosas a las que hay que comenzar a darles más valor, como por ejemplo, la salud.

Es por esto que comenzar a observar esta área de manera más enfocada y un poco más de detenimiento no solo es importante, si no que absolutamente necesario. Esto es especialmente verdad cuando hablamos de la mensajería en los recintos asistenciales o clínicas, ya que si bien cada vez existen más y mejores formas de comunicación con los usuarios del rubro, muchas veces se termina poniendo demasiado esfuerzo y tiempo en mails que quedarán en la bandeja de spam, en vez de tener un canal de comunicación extra que sea revisado más oportunamente por los destinatarios.

Pensando una estrategia de mensajería

El mejor primer paso para conseguir buenos resultados con tu mensajería es saber lo que estás haciendo, debes comenzar por hacer un pequeño catastro qué mensajes estás enviando y a qué persona lo estás haciendo. Luego podrás comenzar a diferenciar los mensajes, no solo por su condición de salud con tu establecimiento, si no que podrás comenzar a segmentar en formas mucho más precisas. Desde lugar de residencia, gustos y hasta condiciones de salud anteriores.

Lo importante es que te quites de la cabeza la idea de que mientras más mensajes, mayor la efectividad, porque eso se ha demostrado que no es así. Por eso insistimos tanto en que tomes las riendas de tu mensajería, y es que demasiadas empresas se ven afectadas por una estrategia que no alcanza a dar el ancho, que si bien no merma la recaudación total, sí te quita la opción de lograr mayores y mejores resultados.

La buena noticia es que al ya conocer tu rubro de una manera cercana a la realidad, puedes comenzar a hacer tus segmentaciones de forma más precisa. Al ya saber que hablamos de la industria de la salud, el camino se hace un poco más fácil para la creación de una estrategia de mensajería. Si te interesa seguir trabajando tu estrategia, te recomendamos leer nuestro post sobre las maneras de crear una.

Ejemplos para la mensajería en salud

Bots:

Algunas clínicas ya usan métodos como bots de llamados para corroborar las horas que los pacientes toman, pero lamentablemente este ejemplo no es algo que aún se utilice demasiado en el total del área. Pero también existen los casos de personas que simplemente no contestan llamados y los que sólo puedes acceder con un mensaje, que si además es lo suficientemente claro y puede contestarse con un simple “sí” o “no”, mucho mejor para el usuario.

Mensajes directos:

Por otro lado, una buena manera de mantener informados a tus usuarios es por los mismos mensajes, haciendo que la información importante les llegue directamente a sus teléfonos, sin pasar por los obstáculos como las ya nombradas bandejas de spam de los correos electrónicos, o las casillas de voz. 

Deudas y pagos:

Para terminar, las deudas y pagos también pueden ser notificados por esta vía, notificando de manera directa al usuario sobre su deuda e incluso, si el mensaje es bien ocupado, puede preguntarle a la persona si tiene una fecha para pagar y que quede anexado esa información en la base de datos del centro de salud. Y estos son solo algunos ejemplos del poder de la mensajería bien usada y con procesos óptimos, en los servicios de salud, y es que un mensaje bien preparado, segmentado y personalizado, puede ahorrarte bastantes dolores de cabeza en el futuro.

Estos son solo algunos de los ejemplos de lo que el rubro de la salud puede lograr si es que se tiene una estrategia de mensajería lo suficientemente óptima. Además de estas ideas, hay muchas más formas tecnológicas de aproximarse a los usuarios, pero que si no son usados con una estrategia de peso detrás, solamente se perderán al no estar pensadas a largo plazo. No esperes más y comienza a trabajar en tu estrategia.